París, qué hay para hacer más allá de la Torre Eiffel y el Louvre

chantilly_camila_bonetti

Château de Chantilly, a 50 minutos de Paris

 

Ciudad de ensueño si las hay, también llamada la ciudad del amor y de la luz, París está en el top 3 de las más visitadas cada año por los turistas gracias a su enorme oferta gastronómica, cultural e histórica. La ciudad es grande y por eso no bastan tres o cuatro días para conocer todo, y La Torre, el museo del Louvre, Notre Dame, el Arco del Triunfo y la Avenue des Champs Elysees son citas infaltables para los recién llegados, pero París posee una enorme oferta para todos los gustos y edades. He aquí algunos tips para recorrer lugares por fuera del circuito clásico pero igualmente agradables y parisinos. Y además, no tan caros.

 

  • Canal Saint-Martin, un canal de agua artificial ubicado a lo largo de los barrios X y XI de París, un lindo paseo para recorrer caminando o alquilar una lancha para ir y venir. En verano puede verse durante la tarde y la noche a cientos de parisinos haciendo sus tradicionales picnics con amigos. A los pies del canal, en la zona de la estación de subte Jaurès, hay un conocido cine para aquellos deseosos de ver cine francés y los últimos estrenos. Unos metros después el canal se corta un momento por un puente, bares y hostels donde predomina la vida nocturna y las cervezas al aire libre al atardecer.

 

  • En el centro de la ciudad se encuentra la zona de Chatelet, donde se encuentra la estación de subtes y trenes más antiguo de Europa. Bajo la tierra hay 3 líneas de tren interurbano y es la combinación de varias líneas de metro. Arriba, zona de bares y restaurantes, a pocos metros del Sena. En Chatelet puede comerse de todo, desde crepes, sushi y falafel hasta pato a la naranja. Los precios en varios lugares son accesibles, y los bares tienen happy hour extendido.

 

Pato a la naranja

Pato a la naranja en Chatelet

 

  • Las Galerias Lafayette son un shopping mundialmente conocido en París y tiene las tiendas más caras de Europa, sin embargo, su arquitectura y su cúpula son dignas de ser visitadas. Más de uno queda con la boca abierta cuando ingresa y mira hacia arriba. Y no es todo, tiene una terraza a la que se accede por ascensor y luego una escalera, donde hay una vista panorámica de la ciudad que hacen que valga la pena ir.

 

galerias_lafayette_camila_bonetti

La increíble cúpula de Galerías Lafayette

 

  • En la ciudad, durante todo el año, hay actividades culturales gratuitas, desde recitales, muestras artísticas o eventos organizados por la Municipalidad de París, como los impactantes fuegos artificiales que se lanzan desde la Torre Eiffel cada 14 de julio o la Nuit Blanche cada 1ro de octubre en los alrededores del Sena. Pero también centros culturales ofrecen variedad de actividades, como la Casa Argentina que realiza proyecciones de cine, encuentros literarios, conciertos, etc.

 

  • Por fuera de París también hay lugares igualmente hermosos y que no son tan conocidos. A 50 minutos de la ciudad tomando el tren en Gare du Nord, por ejemplo, hay castillos y paseos de ensueño. Chantilly es uno de ellos, donde hay un castillo para visitar imponente como Versailles, pero sin esos miles de turistas que no permiten caminar con comodidad. También, a 40 minutos saliendo por Gare de Lyon, es muy recomendable ir a Moret, un pueblo donde Napoleón comandó una de sus batallas y donde hay un río con peces y agua transparente rodeado de molinos y casas de piedra que parecen castillos. En verano es ideal para tomar sol, caminar y claro, meterse al agua.

 

moret_camila_bonetti

Moret

 

Gastronomía

  • La mezcla entre desayuno y almuerzo es un éxito en los restaurantes que lo ofrecen en su carta, principalmente los fines de semana. Compuesto de quesos, jugos, café, tostadas, panceta, huevo y cosas dulces, pueden encontrarse menús entre 12 y 25 euros.  Chez Luna, por ejemplo, es un restaurante de brunch típico de Francia. A pocos metros del cementerio Père Lachaise, es una buena opción para comer de todo un poco luego de visitar otro lugar emblemático de París.

 

Brunch parisino

Brunch, un clásico

 

  • Charcuterie: si tenés ganas de comer una picada, nada mejor que combinar una cerveza tirada con una planche de charcuterie, compuesta por distintos quesos y fiambres con una canasta de pan. Es una buena oportunidad para comer algo rico e ir conociendo la variedad de quesos franceses.

 

  • Rosa Bonheur es un café que por las noches funciona como bar, ubicado en medio de uno de los parques más lindos y grandes de París, el Buttes Chaumont. Ideal para tomar una cerveza a la tarde al aire libre entre árboles y lagos. En invierno ofrecen adentro un chocolate caliente para pasar el frío.

Texto y fotos: Camila Bonetti

 

 

 

 

Author: Flavia Diaz

Compartir